jueves, 18 de febrero de 2010

ERP: Batallón de Arsenales 121

Batallón de Arsenales 121 (actual 603 "San Lorenzo")




Jorge Fernández Zicavo

Domingo 13 de abril de 1975. Fray Luis Beltrán, Santa Fe.
Gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón.

A las 12:00 horas, 60 combatientes del ERP vestidos con uniformes del Ejército Argentino y fuertemente armados, iniciaron el asalto del Batallón. La maniobra de infiltración se había iniciado una hora antes por erpianos camuflados en un grupo de familiares que visitaba a los soldados conscriptos. Al igual que en sus cuatro ataques anteriores a unidades del Ejército, la fuerza atacante contó con la complicidad de un soldado conscripto: Carlos Horacio Stanley quien, estando a cargo de la centralita telefónica, confundió a los distintos puestos de guardia respecto al sitio exacto de la penetración. Simultáneamente, otros pelotones coparon la estación ferroviaria y la Comisaría de policía, lo cual eleva la cifra de combatientes a unos ochenta; a los que habría que sumar otros diez en tareas de transporte y posta sanitaria.

Al oír los disparos, los oficiales que vivían cerca del Batallón acudieron armados hacia el mismo, pero fueron interceptados por un grupo de contención de los atacantes que mató al coronel Arturo Horacio Carpani Costa, jefe de Operaciones del II Cuerpo de Ejército.


Arturo Horacio Carpani Costa



El ERP tuvo dos bajas mortales: Hipólito Leyes y Graciela del Carmen Rubio.

El Ejército tuvo seis heridos: cuatro suboficiales y dos soldados.


Graciela del Carmen Rubio

Los guerrilleros se retiraron del Batallón a las 14:00 horas llevándose 160 fusiles FAL, 5 FAP, 2 ametralladoras MAG, 29 pistolas, 5 escopetas ITAKA, 2 fusiles Máuser, 2 subfusiles PAM, municiones y cascos.

El ataque fue planificado por Juan Eliseo Ledesma, jefe del Estado Mayor Central del ERP, y llevado a cabo por la Compañía ‘Combate de San Lorenzo’ al mando del capitán Santiago Hernán Krasuk.

Por primera vez, el ERP utilizó el subfusil ametrallador JCR-1 fabricado conjuntamente con las otras tres organizaciones de la Junta Coordinadora Revolucionaria: Tupamaros (Uruguay), MIR (Chile) y ELN (Bolivia). El 3 de abril, la Policía Federal había allanado la fábrica en la calle Fray Justo Santa María de Oro 531, de Caseros, Buenos Aires. Tras un tiroteo murieron dos terroristas y resultaron heridos dos policías. Los terroristas muertos eran los tupamaros uruguayos Eduardo Edison González Míguez y Julio César Rodríguez Molinari. Fueron capturados 25 subversivos, en su mayoría tupamaras uruguayas.

El responsable de la fábrica, en la que también funcionaba una ‘cárcel del pueblo’, un taller para falsificar documentos de identidad y otro para construir radiotransmisores de baja frecuencia, era Rodolfo Mattarollo, quien en 1976 sería contratado por la ONU como asesor en materia de Derechos Humanos y fundaría la Comisión Argentina de Derechos Humanos. En 2003, el ex montonero Néstor Kirchner le nombró jefe de Gabinete de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y, en 2005, subsecretario de Promoción y Protección de esa Secretaría de Estado, cuya máxima autoridad era el conocido terrorista erpiano Eduardo Luis Duhalde.

Este otro defensor de los Derechos Humanos que durante años había sido abogado de terroristas homicidas, en 1986 participó en Nicaragua en la fundación del post-erpiano Movimiento Todos por la Patria (MTP), que en 1989 coparía sangrientamente un Regimiento del Ejército en La Tablada, Buenos Aires, causando a las fuerzas militares y policiales 12 muertos y 54 heridos.


Terroristas Tupamaros-ERP de la fábrica de armas JCR.

Por ser ésta la quinta unidad del Ejército copada por el ERP, conviene destacar que siempre seguía rutinariamente un mismo patrón o modelo táctico:

* Sábados o domingos, en los que había pocos efectivos.

* Uso de uniformes idénticos a los del Ejército.

* Colaboración de soldados conscriptos militantes que proporcionaban información de Inteligencia y facilitaban la entrada a la fuerza de asalto. Obviamente, luego huían con sus compañeros y pasaban a la clandestinidad.

Pero en este caso, debe sumarse un factor novedoso, que ilustra la desconcertante incapacidad del Ejército para garantizar la seguridad de sus instalaciones: la neutralización del primer puesto de guardia estuvo a cargo de una pareja de terroristas infiltrada entre familiares que visitaban a los soldados recientemente incorporados.
Es decir, que un grupo de civiles entró en el perímetro de un Batallón de Arsenales sin ser registrado. Y en 1975, año en que las organizaciones armadas, y especialmente el ERP, lanzaron sus más ambiciosas operaciones militares.

En cuanto al erpiano Carlos Horacio Stanley, moriría el 23 diciembre de ese mismo año durante el ataque al Batallón de Arsenales 601, en Monte Chingolo. Su nombre figura en el Parque de la Memoria, inaugurado por el presidente Kirchner en 2007 para honrar a las víctimas del ‘terrorismo de Estado’, y su familia fue indemnizada con 224.000 dólares. Más tarde, se supo que otro erpiano participante en el ataque al Batallón de Arsenales 121, Alberto Isidoro Losada, fue localizado y ejecutado por la Alianza Anticomunista Argentina.

El viernes 18 de aquel turbulento abril, el presidente de Chile, general Augusto Pinochet, arribó a Buenos Aires para una visita oficial de una semana. Además de firmar distintos acuerdos bilaterales con María Estela Martínez de Perón, ambos mandatarios acordaron iniciar el Plan Cóndor: la respuesta conjunta de los países del Cono Sur a la Junta Coordinadora Revolucionaria cubana.

4 comentarios:

  1. todavia no entiendo porque no vuelve el ejercito a las calles a controlar la delincuencia, hay que sacarles los derechos humanos a los delincuentes, porque a mi pensar un asesino que te mata para robarte un par de zapatillas no merece ningun derecho y por favor que vuelva el servicio militar obligatorio!!!!!!! recibo comentarios en gabriel_cabo@hotmail.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La peor traicion que existe es la de los militares o policias que luego de haber sido formados, vestidos, alimentados, etc, etc, para defender al pueblo, dan vuelta sus armas contra el, al servicio de los intereses imperialistas americanos ou otros como se repite siempre desde hace siglos a fin de seguir vaciando "la patria grande de sus recursos!!!!!!

      Eliminar
    2. Buen sentido del humor: "volvieron las armas contra el pueblo" Ergo: los terroristas eran... el Pueblo!!! Imperialismo americano (¿?) ... ¡¡Patria Grande!! Tópico discurso del nacionalismo marxista de los comunistas Mariátegui, Hdez. Arregui, el alucinado Santucho, etc. ¿Todavía ignora que todas las orgas operaban para Cuba? Lea la OLAS 1967. Infórmese sobre la Guerra Revolucionaria que el Estado castrista declaró a la "Patria Grande".

      Eliminar
  2. me gustaria poder acceder a la lista de gente que hizo el sercicio militar en fray luis beltran clase 58 este es mi mail anto_89_19@hotmail.com

    ResponderEliminar