jueves, 1 de septiembre de 2011

Homicidio de Paula Lambruschini a mano de los "militantes populares"



Jorge Fernández Zicavo
Artículo actualizado con nuevos datos y fotografías en agosto de 2014


1 de agosto de 1978
Pacheco de Melo 1963, Buenos Aires, Capital Federal

El Ejército Montonero hizo estallar a las 01:40 horas, 25 Kg. de nitroglicerina en un departamento -deshabitado por reformas- del edificio conlindante (1957) con el del Vicealmirante y jefe del Estado Mayor de la Armada, Armando Lambruschini.

Como consecuencia del atentado murieron su hija Paula, de 15 años, un custodio y dos vecinos del edificio donde se produjo la explosión: Margarita Obarrio de Villa (82 años) y Ricardo Álvarez. Otros diez vecinos de ese edificio resultaron heridos.

Lambruschini no se encontraba en Buenos Aires aquella noche, pero a la "banda sediciosa" (caracterizada así por el Gobierno constitucional de "Isabel" Perón cuando ilegalizó a Montoneros en 1975) eso le daba igual: lo importante era el impacto propagandístico del atentado: "el Ejército Montonero no está aniquilado, sigue operando contra las Fuerzas Armadas". Los "daños colaterales" eran algo anecdótico.


Clarín, 02.08.1978


Pacheco de Melo 1957. Los tres primeros pisos adosados al edificio de Lambruschini (izquierda foto) fueron pulverizados; los otros, reducidos a escombros y los suelos de la 3ª y 2ª planta se hundieron. El edificio tuvo que ser demolido.


La onda expansiva "perforó" las dos medianeras o muros de carga


Primer plano del dormitorio de Paula


Plano general. La flecha señala el dormitorio de Paula 

Pocas horas después, el Partido-Ejército Montonero, comandado desde Roma por Mario Eduardo Firmenich, Fernando Vaca Narvaja y Cirilo Perdía, emitió un parte de guerra adjudicándose el atentado llevado a cabo por el Pelotón de Combate Especial "Eva Perón" y lamentando que se hubieran producido "víctimas inocentes... en una guerra... declarada por la dictadura de Videla".

Una burda mentira de propaganda, pues iniciaron su Guerra Popular el 29 de mayo de 1970 con el secuestro y asesinato del General Aramburu; o sea, seis años antes del Golpe de Estado dado por las Fuerzas Armadas el 24 de marzo de 1976. Del total de 816 víctimas mortales causadas por el terrorismo marxista entre 1970 y 1979, Montoneros asesinó a unas 500, entre civiles, policías y militares.

El 11 de octubre de 1978, el jefe del pelotón autor de la masacre, Carlos Guillermo Fassano, y Lucila Adela Révora viuda de De Pedro, con la que convivía y que también participó en el atentado, fueron localizados en una casa del barrio de Floresta (Belén 335). Fassano murió en un espectacular enfrentamiento en el que se utilizaron "metras" y granadas. La Révora fue llevada herida al centro de reunión de prisioneros "El Olimpo" y ejecutada tres meses después.

Su hijo Carlos Eduardo Enrique De Pedro (8 años), nacido de su matrimonio con Enrique Osvaldo De Pedro, ejecutado en abril de 1977, fue entregado a la familia Révora el 13 de enero de 1979.

La Révora y su marido De Pedro pertenecían a la Columna Norte del Ejército Montonero y, entre otras acciones terroristas, habían integrado el comando que secuestró a los hermanos Born en 1974. En esa operación fueron asesinados el chofer de los Born y el gerente de Molinos Río de la Plata que les acompañaba. En el operativo de la calle Belén murió el Oficial Principal de la PFA, Federico Augusto Covino.


Carlos Guillermo Fassano



Ambos asesinos son homenajeados como "militantes populares" y "víctimas del terrorismo de Estado" en el Parque-Memorial erigido en la Costanera porteña por el Gobierno de Néstor Kirchner, y sus familias fueron indemnizadas con 224.000 dólares cada una. Asimismo, la terrorista y cuádruple asesina tiene una placa en la ciudad bonaerense de Mercedes, donde nació. En estas placas, al igual que en los fraudulentos listados de desaparecidos, no se menciona la organización donde las "víctimas" ejercían su "militancia popular", porque el Relato histórico de la izquierda descansa sobre la farsa de que no eran miembros de organizaciones terroristas, sino pacíficos ciudadanos que militaban en las "luchas populares" a título individual, sin vinculación orgánica alguna.



Mercedes, 24.03.2010 - Homenaje a Lucila Révora y otros "militantes populares" terroristas nacidos en esa ciudad

Alimentando esta apología del terrorismo "político", el 19.03.2014 la organización kirchner-montonera "La Cámpora", dedicó a la Révora una Unidad Básica en el barrio porteño de Floresta.



Para comprobar a qué extremos llega el cinismo y manipulación de la historia por el régimen kirchner-montonero, adjuntamos la nota publicada por la Web de La Campora con motivo de la inauguración de la Unidad Básica. En la misma, se alude a Lucila Révora como "militante"; sin mencionar la organización Montoneros, sus homicidios en el atentado a la familia Lambruschini y su anterior trayectoria subversiva.

Asistieron a la inauguración el diputado Horacio Pietragalla Corti, hijo de Horacio Miguel Pietragalla, Oficial 1º del Ejército Montonero que intervino en la masacre de diez soldados conscriptos desarmados en el Regimiento de Infantería de Monte 29 de Formosa. Al mes siguiente de aquella Operación Primicia, Pietragalla fue localizado en Córdoba y ejecutado. Asimismo, Liliana Corti, madre de este diputado camporista, murió el 04.08.1976 resistiendo el asalto de las fuerzas del Estado a una guarida del Ejército Montonero, en Independencia 1940, Villa Adelina, Buenos Aires.

En el marco de apologías del terrorismo, que el matrimonio presidencial de los ex montoneros Kirchner diseñó como política de Estado, a la asesina Révora también se le dedicó un libro publicado por docentes y alumnos del Instituto Santa María, de Mercedes, agrupados en una Comisión de Jóvenes y Memoria por los Derechos Humanos, dirigida por el profesor del Instituto, Sergio Carini.

En el desmemoriado libro, y en su Blog personal, este prestidigitador de la historia reproduce una nota biográfica sobre la Révora escrita por la terrorista montonera Marisa Sadi, capturada en octubre de 1979 por efectivos de la Armada y posteriormente liberada de la ESMA como pago a su colaboración como delatora de compañeros que luego fueron ejecutados. En esta nota, la Sadi llama "militante" a Lucila Révora, pero en una larga entrevista publicada el 24 de marzo de 2006 en el Blog de un tal Gabriel Martin, confirmó que los autores del atentado a la familia Lambruschini... "que fue lastimoso, porque murió una piba de 15 años"... pertenecían al Ejército Montonero.
La entrevista fue reproducida por la web "Equipo de Investigaciones Rodolfo Walsh".



Actualmente, aquel niño Carlos Eduardo Enrique De Pedro, más conocido como Eduardo "Wado" De Pedro, es un dirigente de La Campora, diputado nacional y miembro del Consejo de la Magistratura.



Eduardo "Wado" De Pedro (Izqda) y Juan Manuel Abal Medina, sobrino del jefe montonero Fernando Abal Medina que, según Firmenich, fue quién "fusiló" al Gral. Pedro Eugenio Aramburu
_ _ _

Otro Post sobre una niña y su mamá asesinadas por atentado explosivo de Montoneros

14 comentarios:

  1. El ase­si­nato de Paula Lam­brus­chini habla a las cla­ras sobre las con­di­cio­nes mora­les de los per­so­ne­ros de este régi­men seten­tista, de la Garré, Ver­bitsky, Kun­kel, Gullo, Kir­ch­ner, Bonasso, Conti, Duhalde, etc., machos para matar a trai­ción, machos para ase­si­nar niños y muje­res inde­fen­sos. La cobar­día es la carac­te­rís­tica prin­ci­pal de esta “gente”, pre­si­dida por “botox”.
    El pue­blo argen­tino es amante de los gobier­nos que lo some­ten, que lo vio­lan. Diga­mos que padece de un maso­quismo colec­tivo. Pero diciendo las cosas por su nom­bre, es mayo­ri­ta­ria­mente un pue­blo indigno. Merece la suerte que le espera. ¿La opo­si­ción? Tam­bién la merece, sobre todo ella, por trai­cio­nar el man­dato reci­bido del pueblo.

    ResponderEliminar
  2. Los hom­bres de bien jamás podrán olvi­dar el recuerdo de estas víc­ti­mas inocen­tes, por­que igno­rar­las es pro­pio de los cana­llas, Paula Lambrus­chini, tu placa estará siem­pre en el corazón de los argen­ti­nos sin­ce­ros, tu nom­bre no se borrará nunca de nues­tra memo­ria, a pesar de una Argen­tina –en espe­cial su lacra gober­nante– que tiene hoy sumer­gido en el olvido los horrores terro­ris­tas del pasado.

    ResponderEliminar
  3. El error de los militares fue, no haber exterminado tambien a sus hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana Beatriz Ataide25 de septiembre de 2014, 17:50

      No estoy de acuerdo , el error fue no haberlos llevado ante la justicia y juzgarlos...y por los errores o actos contra la ley , debían pagar con carcel...no hubieran dejado esta puerta abierta a convertir en victimas a quienes en muchos casos fueron victimarios...y por otro lado no estoy para nada de acuerdo con el secuestro , la desaparición , tortura y muerte de una persona...piense lo que piense...quiero vivir en DEMOCRACIA ...PARA MI Y MIS CONCIUDADANOS

      Eliminar
    2. Cuando hay peligro el hombre clama a Dios y al soldado, cuando el peligro pasa Dios es olvidado y el soldado despreciado"

      Eliminar
    3. si no hubieramos ganado la guerra , vos no estarias opinando en facebook porque seríamos Cuba

      Eliminar
  4. estos montoneros son resentidos y este gobierno es un gobierno despechado, por eso hay tanta inseguridad, inflación y corrupción. No les importa nada el pueblo, solo les importa ellos y los chupa culos que tienen alrededor. Que no hablen de peronismo porque como tal, no existe. Que los jóvenes no se contagien de esta barbarie, no queremos otra guerrilla setentista, ya que les prometen cosas que no les van dar.

    ResponderEliminar
  5. Jorge Fernandez Zicavo25 de septiembre de 2014, 22:57

    Estimada Susana Beatriz Ataide: permítame señalarle sus errores de "enfoque":
    1-La vía "legal" fue ensayada por el gobierno de Lanusse con la creación de la Cámara Federal en lo Penal Nacional en 1971. Pero el gobierno descaradamente pro-montonero de Cámpora puso en la calle a los 600 terroristas homicidas encarcelados con un juicio justo, con sus propios abogados defensores, etc. en la madrugada del 26 de mayo de 1973. A continuación disolvió la Cámara y les hizo la vida imposible a sus jueces y les retiró la custodia policial. Gracias a eso uno de ellos (Quiroga) fue asesinado por el ERP. Otro fue baleado y sobrevivió. Otros dos huyeron a Colombia. Obviamente, después ningún juez se atrevió a condenar a un terrorista. Ergo: la vía legal quedó definitivamente desechada pues bastaba una Amnistía como la de Campora para volver a empezar una y otra vez la pesadilla.
    2- Sitúa usted la cuestión en un contexto de "democracia". Gran error: el contexto era de guerra. Revolucionaria o Insurgente para más señas, insertada en una guerra de guerrillas continental coordinada por la Cuba castrista a partir de la famosa Conferencia de la OLAS, capítulo americano a su vez, de la Guerra Fría USA-URSS.
    3- Usted "quiere vivir en democracia", pero el problema es que aquella izquierda terrorista quería destruirla para reemplazarla por una dictadura "popular" o "del proletariado" en un régimen de partido único.
    4-Para cualquier "juicio" histórico es imprescindible situarse en las coordenadas de la época, no en las actuales. Hacerlo es no sólo cómodo, sino hipócrita. Los hombres actúan, toman decisiones.... según sus circunstancias. No según las suyas en 2014.
    5-Los terroristas secuestraban, asesinaban, asaltaban cuarteles, dinamitaron una fragata de la Armada, derribaron un gigantesco Hércules de la Fuerza Aérea, asesinaron a más de 800 civiles, militares y policías.... en nombre de su "guerra civil revolucionaria" (ERP) o "guerra popular" (Montoneros) contra el Estado y las instituciones republicanas.
    ¿Quiere decirme qué otra opción quedaba que no fuera la aniquilación de los ejércitos terroristas: Ejército Montonero... Ejército Revolucionario del Pueblo? Aniquilación decidida por cierto, por el presidente Perón ("aniquilarlos... exterminarlos uno a uno para el bien de la República"... Enero 1974) y a continuación autorizó la Triple A. Perón: presidente legitimado con el 62% de los votos en 1973, y por la clase trabajadora argentina encuadrada en la CGT. Luego Isabel Implantó el Estado de Sitio y el terror seguía. Luego ilegalizó a ERP y Montoneros, y lo mismo. Finalmente firmó los famosos Decretos de Aniquilación de la Subversión, y las FFAA cumplieron lo ordenado en ellos. Insisto: sitúese en la época.

    ResponderEliminar
  6. Es bueno saber usar el Google o los buscadores para saber las realidades de quienes nos gobiernan

    ResponderEliminar
  7. Los que vivimos esta triste etapa de nuestra vida siendo adultos responsables tenemos una opinion bien solida sobre lo que significa la palabra terrorismo.

    ResponderEliminar
  8. Los que vivimos esta triste etapa de nuestra vida siendo adultos responsables tenemos una opinion bien solida sobre lo que significa la palabra terrorismo.

    ResponderEliminar
  9. Lacra asesina y todavia los cuentan como victimas.

    ResponderEliminar
  10. Volveremos!!! Néstor Vive!!! Perón Vive!!!

    ResponderEliminar