sábado, 5 de mayo de 2012

Y dicen que... "no hubo una guerra" (III)

Hércules C-130 de la Fuerza Aérea derribado por Montoneros al despegar en Tucumán. Transportaba efectivos de la Gendarmería Nacional que regresaban a su unidad en San Juan tras haber operado contra la guerrilla del ERP. Murieron seis gendarmes. Click ampliar



Jorge Fernández Zicavo

Finalizamos esta serie reproduciendo los capítulos de la Causa 13/84 que resumen los hechos probados por el Tribunal que condenó a los comandantes de las Fuerzas Armadas integrantes de la Junta del Gobierno formado tras el Golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.
El texto completo de la Causa está disponible en Internet.


Considerando SEGUNDO

Antecedentes y desarrollo del sistema general en el que se integran los hechos.

CAPITULO I

El fenómeno terrorista tuvo diversas manifestaciones con distintos signos ideológicos en el ámbito nacional con anterioridad a la década de 1970, pero es este año el que marca el comienzo de un periodo que se caracterizó por la generalización y gravedad de la agresión terrorista, evidenciadas no sólo por la pluralidad de bandas que aparecieron en la escena sino también por el gran número de acciones delictivas que emprendieron, e incluso por la espectacularidad de muchas de ellas.

El accionar del terrorismo, por su complejidad y gravedad y por la capital importancia que reviste como necesario antecedente de los hechos objeto de juzgamiento, será motivo de análisis pormenorizado en puntos posteriores, sin perjuicio de lo cual, al solo efecto de ilustrar estadísticamente, con los elementos arrimados a la causa, la intensidad que adquirió a partir de su aparición en el período señalado, puede indicarse que:

a)
Como resultado de la actuación guerrillera en el lapso comprendido entre 1969 y 1979 se computan 21.642 acciones de diversa entidad que se discriminan de la siguiente manera:

Nota de Termidorianos: Por economía del texto reducimos la lista.

5.215 atentados explosivos
1.052 atentados incendiarios
1.748 secuestros
1.501 asesinatos
2.402 robos de armamentos
551 robos de dinero
589 robos de vehículos
36 robos de explosivos
111 robos de documentos
17 robos de uniformes

20 copamientos de localidades
45 copamientos de unidades militares, policiales y de seguridad
22 copamientos de medios de comunicación social
80 copamientos de fábricas

e)
La intensidad de la actuación de estas bandas puede ser evaluada cualitativamente a través de la nómina de hechos delictivos de mayor envergadura acaecidos entre 1970 y 1976.

Nota de Termidorianos: se relacionan 46 delitos. Por economía del texto reducimos la lista. Los Links remiten a artículos de nuestro Blog.

29-5-70 Secuestro y posterior asesinato del Tte. Gral. Pedro Eugenio Aramburu.

01-07-70 Copamiento de la localidad de la Calera, Prov. de Córdoba.

29-04-71 Ataque y robo de armamento a un camión militar en la localidad de Pilar, Provincia de Buenos Aires, donde resultó muerto el Tte. Azúa.

21-03-72 Secuestro y homicidio del Presidente de Fiat Argentina, Sr. Oberdan Salustro, en la Capital Federal.

10-04-72 Emboscada y asesinato del Gral. Juan Carlos Sánchez, Comandante del 2do. Cuerpo de Ejército, en la Ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe.

18-02-73 Copamiento armado del Batallón de Comunicaciones 141º y posterior robo de armamentos, en la Provincia de Córdoba.

30-04-73 Asesinato en la vía pública del Contralmirante Hermes Quijada en la Capital Federal.

20-06-73 Enfrentamiento en Ezeiza entre grupos que decían pertenecer al Peronismo, entre los que había infiltrados elementos terroristas que pretendían el asesinato del Gral. Perón a su regreso del exilio. Se produjeron gran cantidad de muertos y heridos.

06-09-73 Intento de copamiento armado al Comando de Sanidad del Ejército en la Capital Federal. En la acción murió el Tte. Cnel. Raúl J.E. Ardoy y algunos soldados resultaron heridos. (1)
(1) Nota de Termidorianos: no hubo "intento". Estuvo copado durante seis horas, hasta que llegaron tropas del Reg. de Infantería "Patricios" al mando del Tte. Cnel. Ardoy

25-09-73 Asesinato del Secretario General de la CGT, José Ignacio Rucci.

17-11-73 Secuestro del Gerente del Banco de Londres y América del Sud, Sr. Enrique Niborg Anderson, en la Capital Federal.

19-01-74 Copamiento armado del Regimiento 10º de Caballería Blindada en la Ciudad de Azul, Provincia de Buenos Aires. Allí murió el Cnel. Camilo Gay, su esposa y un soldado. Asimismo fue secuestrado el Tte. Cnel. Ibarzabal, quien sufrió un largo cautiverio antes de ser asesinado.

27-04-74 Asesinato del Juez Dr. Jorge Quiroga en la vía pública, Capital Federal.

15-07-74 Asesinato en un restaurante de Ciudadela, Provincia de Buenos Aires, del ex-Ministro del Interior Dr. Arturo Mor Roig.

10-08-74 Copamiento armado, robo de armamento y secuestro del Mayor Larrabure (asesinado tras largo cautiverio) en la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos de la Ciudad de Villa María, Provincia de Córdoba. (2)
(2) Nota de Termidorianos: no se menciona que ese mismo día el ERP intentó copar el Reg. de Infantería Aerotransportada 17º en Catamarca.

01-09-74 Secuestro y extorsión de Juan y Jorge Born (directivos de la firma Bunge y Born), liberados previo pago de un rescate en la Prov. de Buenos Aires.

01-11-74 Homicidio del Comisario Gral. de la Policía Federal Alberto Villar y su esposa, en la zona de Tigre, Prov. de Buenos Aires.

01-12-74 Emboscada y asesinato del Capitán Humberto A. Viola y su pequeña hija, en la Ciudad de San Miguel de Tucumán.

30-12-74 Asesinato del Gerente Gral. de la firma Miluz, Sr. Abeigan y de su gerente de personal, Sr. Martínez, en la Prov. de Buenos Aires.

28-02-75 Secuestro y asesinato del Cónsul de los EE.UU., Sr. John Patrick Egan, en la Prov. de Córdoba.

13-04-75 Copamiento armado y robo de importante armamento al Batallón Depósito de Arsenales 121º, en Rosario, Prov. de Santa Fe.

04-06-75 Asesinato del Gerente de la Planta "Acindar", Ing. Raúl Gameloni, en la Prov. de Santa Fe.

27-08-75 Atentado con explosivos en la Fragata "Santísima Trinidad", en Río Santiago, Prov. de Buenos Aires.

28-08-75 Atentado con explosivos contra un avión Hércules C130, de la Fuerza Aérea Argentina, en el Aeropuerto B. Matienzo de la Prov. de Tucumán. Murieron 6 miembros de Gendarmería Nacional y 12 quedan gravemente heridos.

05-10-75 Intento de copamiento armado al Regimiento de Infantería de Monte 29º en la Prov. de Formosa. Murieron 11 integrantes del Ejército Argentino y 2 de la Policía provincial.

03-12-75 Emboscada y asesinato del Gral. (R) Jorge Cáceres Monié y su esposa en la Prov. de Entre Ríos.

12-12-75 Asesinato del Intendente de San Martín, Prov. de Buenos Aires, Sr. Alberto Manuel Campos.

23-12-75 Intento de copamiento armado al Batallón Depósito de Arsenales 601º "Domingo Viejo Bueno", en Monte Chingolo, Prov. de Bs. As. Murieron 6 hombres del ejército y 31 fueron heridos. (3)
(3) Nota de Termidorianos: una vez más, el término "intento" debe ser matizado: el combate dentro del Batallón duró... ocho horas.

28-02-76 Asesinato de uno de los propietarios de la empresa "Licores Minetti", Sr. Héctor Minetti, en la Prov. de Córdoba.

La actividad a que se hace referencia se desarrolló con intensidad progresiva y alcanzó su momento culminante a mediados de la década, ya que las bandas existentes, dotadas de un número creciente de efectivos, de mejor organización y mayores recursos financieros, multiplicaron su accionar y produjeron, en el lapso posterior a la instauración del gobierno constitucional (Cámpora, 25 de mayo de 1973), la mayor parte de los hechos delictivos registrados estadísticamente para todo el período analizado.
Esta circunstancia puede comprobarse cuantitativamente teniendo en cuenta que:

a) De los 138 delitos contra civiles de los que da cuenta el informe de Policía Federal, 62 se cometieron durante los años 1974 y 1975.

b) De los 21.642 hechos terroristas que computa para toda la década el Estado Mayor General del Ejército, 6.762 sucedieron entre 1974 y 1975.

Capítulo II

La importancia que adquirió la actividad terrorista se refleja objetivamente en que:

A) Se desarrolló en todo el territorio de nuestro país, predominantemente en las zonas urbanas; existiendo, asimismo, asentamientos de esas organizaciones en zonas rurales de Tucumán.
La razón de ser de las distintas formas de guerrilla se explica en el editorial "El comienzo de la guerrilla rural", publicado en el ejemplar N° 35 de "Estrella Roja" (ERP: Ejército Revolucionario del Pueblo) de julio de 1974, donde se consigna que:

"...el accionar guerrillero urbano ha desarrollado ya varios años de experiencias práctica... y las pequeñas unidades que comenzaron el combate en la década pasada, ya se han fortalecido y convertido en unidades de mayor tamaño, de gran capacidad operativa... habiendo intervenido en importantes acciones de carácter estratégico, toma de cuarteles, aniquilamiento de patrulleros policiales y algunos operativos de ajusticiamiento. Estas circunstancias plantean al ERP, elevar a un nivel superior el carácter de la acción político-militar, y comenzamos a desarrollar la acción revolucionaria en el Frente Rural, con el doble objetivo de cubrir una importante necesidad estratégica de la Revolución, como es el actuar en un terreno favorable que permita la construcción de unidades de gran tamaño por un lado, y por otro, organizar nuevas capas populares como el campesinado, para hacer más efectiva la ofensiva que viene librando nuestro pueblo desde hace años..."

Capítulo III

La actividad descrita fue producto de la actuación de una pluralidad de grupos subversivos que en total contaban con un número de algunos miles de integrantes, siendo sus características más importantes su organización de tipo militar que incluyó la creación de normas y organismos propios de tipo disciplinario, su estructura celular, la posesión de un considerable arsenal que utilizaban en sus acciones, y abundantes recursos económicos.

Las modalidades de militarización de estas bandas se acreditan con el material bibliográfico de estudio editado por ellas:

1) "Manual de Instrucción de las Milicias Montoneras", que en distintos capítulos contiene instrucciones sobre orden cerrado, capacitación física y criterios básicos de planificación operativa y logística.

2) Cuerpo de "Manuales sobre Guerrilla Rural", consistentes en documentos de instrucción sobre táctica, supervivencia, topografía, comunicaciones y sanidad, también editados por Montoneros.

3) "Manual de Información e Inteligencia" y "Cartilla de Seguridad" con "Instrucción sobre Procedimientos Operativos", correspondientes a la misma organización.

4) Resolución 001/78 del Ejército Montonero por las que se impone el uso de uniforme, grados e insignias.

5) "Curso de Táctica, Información y Estudio de Objetivos" editado por el Partido Revolucionario de los Trabajadores.

6) "Reglamento para el Personal Militar del Ejército Revolucionario del Pueblo" donde se prevé la conformación de escuadras, batallones, etc.
Especial importancia se asignó, en la organización militar, a la estructuración celular de los cuadros.

El arsenal utilizado por estas organizaciones provenía básicamente del robo a unidades militares, a funcionarios policiales e, incluso, a comercios dedicados a tal actividad.
Cabe destacar que para el adecuado uso de dicho arsenal los elementos subversivos eran adiestrados práctica y teóricamente:

1- Manual Popular de Caños Incendiarios del Ejército Montonero, en el que se instruía sobre la fabricación y uso de tales elementos.

2- Reglamento de Uso del Lanzagranadas SFM/LG22MP

3- Cartilla sobre Seguridad y Armas de uso Defensivo.

4- Manual de Identificación de los elementos de la granada SFM/G5

5- Cartilla sobre Explosivos y Armas Químicas.

6- Manual de Instrucción de las Milicias Montoneras que contiene una cartilla sobre armamentos e instrucciones básicas de tiro y portación de armas, y un cursillo sobre explosivos caseros

Capítulo V

El objetivo último de esta actividad fue la toma del poder político por parte de las organizaciones terroristas, algunas de las cuales incluso intentó, como paso previo, a través de los asentamientos en las zonas rurales de Tucumán ya mencionados, la obtención del dominio sobre un territorio, a fin de ser reconocida como beligerante por la comunidad internacional.

SEXTO
Examen de las causas de justificación alegadas

a.1)
La situación preexistente al 24 de marzo de 1976.

Ya ha quedado suficientemente demostrado, al punto de caracterizarlo como un hecho notorio, que ese fenómeno delictivo asoló al país desde la década de 1960, generando un temor cada vez más creciente en la población, al par que una grave preocupación en las autoridades.

También está fuera de discusión que a partir de la década de 1970 el terrorismo se agudizó en forma gravísima, lo que se manifestó a través de los métodos empleados por los insurgentes; por su cantidad; por su estructura militar; por su capacidad ofensiva; por su poder de fuego; por los recursos económicos con que contaban provenientes de la comisión de robos, secuestros extorsivos y variada gama de delitos económicos; por su infraestructura operativa y de comunicaciones; la organización celular que adoptaron como modo de lograr la impunidad; por el uso de la sorpresa en los atentados irracionalmente indiscriminados; la capacidad para interceptar medios masivos de comunicación; tomar dependencias policiales y asaltar unidades militares.

En suma, se tiene por acreditado que la subversión terrorista puso una condición sin la cual los hechos que hoy son objeto de juzgamiento posiblemente no se hubieran producido.

Además, el Tribunal también admite que esos episodios constituyeron una agresión contra la sociedad argentina y el Estado, emprendida sin derecho, y que éste debía reaccionar para evitar que su crecimiento pusiera en peligro la estabilidad de las instituciones asentadas en una filosofía cuya síntesis, imposible de mejorar, se halla expuesta en la Constitución Nacional.

En consideración a los múltiples antecedentes acopiados en este proceso, especialmente documentación secuestrada, y a las características que asumió el fenómeno terrorista en la República Argentina, cabe concluir que dentro de los criterios clasificatorios que se vienen de expresar, éste se correspondió con el concepto de Guerra Revolucionaria.
_ _ _

Y dicen que... "no hubo una guerra" (I)

Y dicen que... "no hubo una guerra" (II)

Artículo sugerido:
El Termidor argentino visto por Termidorianos. Nuestro balance histórico de "El Proceso".


Ir a Página Principal para ver las últimas Entradas

No hay comentarios:

Publicar un comentario