sábado, 10 de agosto de 2013

1974: "raid" homicida del ERP contra oficiales del Ejército Argentino



Jorge Fernández Zicavo

En relación a la larga lista de militares argentinos asesinados por las organizaciones terroristas durante su Guerra Revolucionaria 1969-1979, dedicaremos este artículo a un grupo de víctimas vinculadas entre sí por un mismo suceso: la llamada, por las izquierdas, “Masacre de Capilla del Rosario”; uno de los tantos mitos propagandísticos creados para demonizar las operaciones militares contra la subversión armada ordenadas por un gobierno constitucional.

El mito se origina en el desenlace que tuvo el fracasado ataque de una Compañía del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) contra el Regimiento de Infantería Aerotransportada 17º con asiento en San Fernando del Valle, provincia de Catamarca, llevado a cabo el 10 de agosto de 1974 y al que ya hemos dedicado un Post, al igual que al ataque lanzado ese mismo día por otra Compañía del ERP a la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos.

Después de varios operativos de persecución y captura de los terroristas llevados a cabo por sesenta efectivos del citado Reg. 17º apoyados por cuatro helicópteros, un grupo de catorce insurgentes fue localizado en la llamada Cañada de los Walter, próxima al pueblo Piedras Blancas, produciéndose allí un intenso combate que acabó con la muerte de todos ellos.

Como era de esperar, la propaganda del ERP presentó el suceso alegando que sus combatientes habían sido ejecutados sumariamente tras rendirse una vez agotadas sus municiones; una acusación que formulaban sistemáticamente cada vez que había bajas en sus filas, para presentar al Ejército Argentino como una banda de vulgares asesinos.

Pero en este caso, dada la humillación que supuso para la comandancia del ERP el fracaso de su “primera gran operación militar utilizando simultáneamente dos Compañías en distintas provincias”, el 19 de agosto emitió un Comunicado en el que prometía “ejecutar a 16 oficiales del Ejército Argentino”. Elevaron la cifra de 14 a 16 porque incluyeron a otros dos terroristas muertos en combate contra fuerzas policiales.

Tras esta introducción, pasamos a rescatar para la Historia a los nueve oficiales del Ejército Argentino que fueron cobardemente asesinados en emboscadas cuando estaban fuera de servicio. El ERP suspendió la amenaza de ejecutar a 16, porque la masacre provocada al asesinar al noveno oficial junto a su familia, desencadenó un fortísimo repudio social. La cifra pudo haber ascendido a diez oficiales muertos, ya que a uno de ellos Tte. 1º Ciro Ahumada sólo lograron herirlo gravemente.

25.09.1974
Coronel, Jorge Oscar Grassi
Oficial de Ingenieros. Tercer Cuerpo de Ejército, Córdoba.

25.09.1974
Tte. 1º Luis Roberto Brzic
Batallón de Comunicaciones 121º, Rosario, Santa Fe.

02.10.1974
Capitán, Miguel Ángel Paiva
Escuela Superior de Guerra, Ciudad de Buenos Aires.

07.10.1974
Mayor, Jaime Gimeno
Bioquímico del Hospital Militar Central, Ciudad de Buenos Aires.

11.10.1974
Teniente, Juan Carlos Gambandé
Liceo Militar “General Belgrano”, Santa Fe.

23.10.1974
Tte. Coronel, José Francisco Gardón
Médico. Hospital Militar de Campo de Mayo, Buenos Aires. Asesinado en San Miguel de Tucumán.

07.11.1974
Mayor, Néstor Horacio López
Liceo Militar “General Belgrano”, Santa Fe.

12.11.1974
Tte. 1º Roberto Eduardo Carballo
Batallón Ingenieros de Combate 101º, Tres Arroyos, Buenos Aires.

01.12.1974
Capitán, Humberto Viola (y su hijita de 3 años, María Cristina)
Destacamento de Inteligencia, Tucumán.
_ _ _

Post Data

1- Por lo visto, también otro oficial resulto herido: el Tte. Coronel, Roberto López Paz, (en Córdoba), pero no hemos podido confirmarlo.

2- Es de mencionar el hecho bochornoso de que el Blog “Ejército Argentino” que se dedica a rememorar batallas históricas, y a víctimas del terrorismo marxista que asoló a la República Argentina durante la década 70 del siglo XX, jamás identifica a las organizaciones terroristas responsables de los mismos; tanto como si se trató de militares muertos en combate como en atentados. Cumplen a rajatabla la consigna del régimen Kirchner-Montonero de borrar de la historia los siete años de guerra revolucionaria anteriores al golpe militar del 24 de marzo de 1976. Borrado de la memoria colectiva y, especialmente, entre los miembros de las Fuerzas Armadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada